Hit enter after type your search item
Mamas Geniales

Noticias de embarazo y maternidad

Solo por hoy, dejaré regañarte para agradecer que te tengo antes de que pueda ser muy tarde

img

Es normal que después de haber pasado un tiempo que ya somos padres y que nuestro pequeño está mucho más grande e inquieto, nos sintamos algo impacientes. No porque nos haga infelices nuestro pequeño, porque ellos son la respuesta a la felicidad.

Simplemente que, nos han pasado demasiadas cosas últimamente, y un nuevo bebé supone un gran cambio para nuestras vidas y aunque es un cambio para mejor, el aumento de las responsabilidades nos ponen los nervios de punta.Sobre todo, cuando los pequeños entran en esa etapa inquieta donde muchas veces no acatan órdenes y pasamos la mayor parte del tiempo reprendiéndolos por su constante inquietud.

Sabemos que al empezar esta etapa de padres, los cambios son constantes, los niños crecen y van moldeando su propia personalidad aunque nos cueste entenderlo. Ellos son unos mini adultos aunque aún les falte mucho por aprender

Conforme los niños van creciendo se hacen mucho más inquietos y mucho de ellos son realmente inquietos. Eso en muchas ocasiones en las que nos encontramos estresados, nos saca un poco de nuestros cabales.

Sin embargo, nunca debemos olvidar que ellos son el mejor regalo que nos ha dado el universo. Y debemos entender que, sin importar el estrés y las tensiones por las que estemos pasando tenemos que ser pacientes por ellos.

Así que, lo mejor que voy a hacer hoy como padre es sonreírte cada vez que vea tu pequeño rostro mirándome y reiré muy alto cerca de ti cuando las tensiones del día a día me agobien.

Hay que recordar lo que importa

Muchas veces como padre, se nos olvida que a nuestros pequeños niños debemos guiarlos y entenderlos. Así que, solo por hoy les dejaremos tomar sus propias decisiones y, que se pongan aquella prenda de ropa que nos parece inadecuada.

Como padres, vamos a sacar más horas en el día para dedicarte y que así, me enseñes a armar tu rompecabezas favorito o jugar las escondidas. Además, dejaremos de lado las preocupaciones de que será de nosotros cuando crezcas.

Incluso, voy a comprarte tu sabor favorito cuando pase el camión de los helados y dejaré que me ayudes a hacer las galletas aunque ensuciemos toda la cocina. Y te abrazare muy fuerte entre mis brazos y te contaré las historias de cuando eras pequeño.

Porque ser padres es una tarea muy compleja, y debemos preocuparnos por tu bienestar y de vez en cuando dejar los regaños de lado, así como las reprimendas por tu poca experiencia, porque estoy para enseñarte y debo tener paciencia.

Por otra parte, debemos como padres pensar en lo afortunados que somos por tener a nuestro pequeño niño en casa. Ya que, hay muchas personas que desean tener un niño en su casa, y por cualquier razón no pueden tenerlo.Incluso, debemos pensar en aquellos padres y madres que ahora buscan a sus niños extraviados y en aquellas familias que hoy visitan las tumbas de sus pequeños, aunque ese no debería ser el ciclo de la vida.

Por eso, debemos pensar que por un día que solo le dediquemos a las risas, cada día se hará mucho más fácil para apreciar lo que tenemos, antes de que pueda ser muy tarde.

 

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :