El síndrome de Wendy es una patología psiquiátrica que pueden desarrollar algunas mujeres.

Se caracteriza por presentarse como una necesidad constante de poder satisfacer a otras personas o allegados, este sentimiento más que todo suele desarrollarse con esposos o hijos.

El Síndrome de Wendy:

El síndrome de Wendy es un conjunto de patrones que algunas madres y padres desarrollan, cada uno siente la obligación de tener que complacer a sus hijos en todo y de además se meten en el papel de tener que hacerse indispensables para ellos, es por ello que estos padres le hacen todo a sus hijos.

Este síndrome se caracteriza en que la madre es la que se encarga de despertar al niño todos los días temprano por la mañana (el hijo estará en la edad de 14 o 19 años), siempre trata de hacerle la vida fácil y sencilla a el hijo sin permitirle que él mismo se defienda o desenvuelva. 

Como ama de casa es aquella mujer que asume todas las responsabilidades del hogar, no permite que su esposo le ayude y que ninguno de sus hijos haga nada.

También se puede evidencia en las relaciones de pareja en donde la persona es la que toma las decisiones de ambos y que además justifica la actitud de su pareja antes las personas.

Características del Síndrome de Wendy:

Son personas que se siente que debe ser imprescindible para las demás personas, menos para ella misma.

Su concepto de amor se basa en un constante sacrificio y resignación de las cosas.

Desarrolla la necesidad de tener que cuidar y proteger a otros de manera maternal, estos pueden terminar asumiendo el rol de padre o madre en una relación de pareja.

Trata de hacer felices a las demás personas y de agradarlos siempre. Siempre asume las responsabilidades de otras personas para que ellos no deban hacer nada.

Son personas que suelen deprimirse muy fácilmente, uno de los primeros factores es por la falta de atención y la aceptación social de entorno.

Se deprime por falta de atención y depende de la aceptación social.Necesitan desarrollar seguridad en sí mismos, con estas pequeñas características podemos pensar que todo los padres desarrollan esta patología, pero en realidad no es así.

Las personas que desarrollan el síndrome de Wendy no demuestran todas estas cosas por placer o por satisfacción pura, lo que existe detrás de este mal, es que la persona tiene un gran rechazo por dentro y tiene miedo a que la desechen, es por ello que se comportan así.

Otros de los rasgos negativos del síndrome de Wendy, es que las personas desarrollan una dependencia emocional muy fuerte con sus hijos, padres, pareja y otros.

Y muy difícilmente estas personas pueden controlar su ritmo de vida y por lo general suelen enfocarse en cómo poder encajar y controlar en la vida de otras personas.

Es muy probable que la madre que padezca de este síndrome, el hijo puede que nazca con el complejo de peter pan, este es un patrón el cual puede observarse mucho con este tipo de madres.

×