Es algo común que cualquier padre se encuentre con deseos de invertir en la crianza de sus hijos, aún cuando se sabe que esto es un compromiso bastante costoso.

Esto quiere decir, que el índice de costo de crianza de un hijo desde el momento de su concepción, nacimiento y crecimiento hasta que lleguen a la mayoría de edad es elevado.

Por cierto, en algunos países del continente europeo el promedio por gastos de los hijos hasta los 18 años de edad, está en un cálculo aproximado de 215, 383, 56 euros.

Ahora bien muchos padres se hacen la gran pregunta la cual es la siguiente ¿Que será más costoso sí criar un varón o una hembra?, esta interrogante ha sido tema de discusión de muchas parejas involucradas en la crianza de sus hijos.

¿Qué será más caro criar a una hija o a un hijo?

Según afirman los padres que tienen descendencia de ambos sexos, que ellos se quedan asombrados por los costos de la ropa e implementos que usan las niñas lo cual está en un 40 por ciento más caro que la ropa y accesorio que necesitan los varones.

Según un estudio realizado por la Revista de investigación del consumidor conocida en inglés como el Journal of Consumer Research reveló un estudio a nivel estadístico el cual rondaba el 45 por ciento de la muestra estudiada, en donde aseguraban que en la época de dificultades económicas, la mayoría de los padres invertían más capital en las niñas que en los varones.

Aunado a esto, otra empresa de estudios estadísticos conocida como Consejos de Dinero en español y en inglés como Money Tips recogió y publicó información sobre algunas familias Norteamérica que llegaban a gastar unos 85 dólares más al mes en las niñas que en los varones.

Lo que genera un gasto anual de 1020 dólares más a en las hembras que en los varones y este fenómeno se debía a la ropa, accesorios y cosméticos infantiles de origen única y exclusivamente femenino.

El origen del 40 por ciento femenino

Evidentemente todo el ropaje que usan las féminas es un 9 por ciento más costoso que los accesorios de los varones.

También están los productos que fueron creados para el cuidado, preservación y realce de la belleza de todas las féminas lo cual representa un 14 por ciento más elevado que el masculino, y los implementos para que jueguen las niñas son un 8 por ciento más costosos que el de los niños.

El otro 9 por ciento lo generan las niñas en sus gustos de moda según la época de año o del artista infantil del momento. La moda logra asumir una afinidad monumental para las adolescentes y para las más pequeñas también.

El gasto intermedio de vestuario de forma mensual para las más pequeñas suele a corresponder a los 115 dólares a diferencia de los 90 dólares para los varones. Todo esto quiere decir que una niña percibe unos 4000 dólares en ropaje desde que es pequeña a diferencia de los varones que llegan a percibir uno 2400 dólares en ropa.

×