Ecografía transvaginal

Estas llena de emoción, entusiasmo o de un miedo paralizante, contando lo minutos para saber si estas embarazada o no y tu médico te pide que te realices una ecografía transvaginal. No sabes que rayos es y se suma esta duda a tu estado ya tenso inicial.

No te preocupes, ¡para eso estamos aquí! Te explicaremos qué es una ecografía transvaginal y todo lo que necesitas saber de este procedimiento.

¿Qué es una ecografía transvaginal?

La ecografía transvaginal también es conocida como “ecografía endovaginal” o “ultrasonido transvaginal” y es un procedimiento muy común utilizado por los médicos en la actualidad para verificar el estado del cuello uterino de la paciente. Así como para determinar el estado o la presencia de un embarazo.

Este procedimiento también permite determinar el lugar de implantación de la cámara ovular, la forma de esta y su tamaño.

Además de detectar la presencia de un embrión también ayuda a determinar el ritmo cardíaco de este.

A pesar de que el nombre de este método pueda causar un poco de miedo, se trata de un procedimiento indoloro y para nada invasivo, es por esto que representa la herramienta óptima para la detección de un posible embarazo o alguna enfermedad presente en el cuello uterino.

¿Cómo se realiza una ecografía transvaginal?

Como ya dijimos se trata de un procedimiento indoloro, a pesar de esto puede representar una pequeña molestia, para algunas mujeres la presión ejercida por la sonda que se introduce en la vagina. No te preocupes demasiado por su gran tamaño, solo una parte de este instrumento es usado para el procedimiento.Para realizar este procedimiento la mujer debe estar acostada en una camilla con las rodillas dobladas y los pies colocados en los estribos de la camilla. Luego de que estés en posición tu médico pasará a introducir en transductor o sonda cubierto con un preservativo y algo de gel para facilitar la entrada en la vagina de la paciente.

La sonda emite ondas que con su rebote reflejan las estructuras internas de la vagina. Esta información es procesada por una computadora que la transformará en una imagen que podrás ver en un monitor en el consultorio de tu médico.

Además de la posibilidad de un embarazo, existen varias razones por las cuales tu médico puede sugerir este examen, dentro de las cuales se encuentran.

1.- Los problemas menstruales o sangrado vaginal anormal.

2.- La posible existencia de quistes, tumores o neoplasias.

3.- Algunas formas de infertilidad

4.- La presencia de dolor pélvico.

Si tu médico te recomendó esta evaluación es muy importante que la realices para descartar o indicar la presencia de alguna afección o enfermedad. Ahora que ya sabes que se trata de un procedimiento de rutina y nada indoloro de seguro ese miedo apremiante que parecía apoderarse de ti ha desaparecido por completo.

Si aún tienes algo de temor, recuerda que tu salud es lo más importante, así que ármate de valor y acude con tu médico de cabecera lo más pronto posible.

 

 

 

 

 

 

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views :
0 Shares
Share via
Copy link