Las prioridades que tiene una mujer se modifican de forma radical una vez que se encuentra en estado de embarazo, donde la mayor de las mismas pasa a ser el estado propio y el de su bebé. Para asegurarse de que ambos se mantengan a salvo es necesario que se tomen algunas precauciones que a veces no se le dan importancia cuando se encuentra fuera del estado de gestación.Una de estas precauciones es la utilización de las cremas, que en primera instancia lucen inofensivas para nuestro cuerpo, pero la verdad es que los químicos que contienen las mismas son absorbidos por la piel, siendo algunos de estos químicos un componente dañino tanto para la salud de la mujer embarazada como para el bebé.

Las cremas peligrosas contra el embarazo

Ciertas cremas tienen la capacidad de generar efectos nocivos en la salud de la embarazada como lo son:

Las cremas para el rostro

En la etapa de embarazo es recomendable que no se les de uso a las cremas contra el envejecimiento de la piel o las cremas para los granos que tengan dentro de sus componentes el retinol o los derivados del mismo. Se ha podido comprobar que este compuesto es capaz de crear malformaciones en el bebé; también se deben de evitar aquellas cremas con ácido Salicílico o ácido glucónico, así también como los parabenos.

Cremas contra el pie de atleta

El pie de atleta es una molestia que puede ser solucionada mediante el uso de cremas, sin embargo, antes de usar alguna de estas cremas es necesario consultar primero al ginecólogo, especialmente si este tipo de cremas contienen compuestos como el tinactin, el clotrimazol o la terbinafina; ya que estos compuestos son capaces de generar diversos problemas cardíacos al feto y paladar hendido.

Cremas para la celulitis

Las cremas contra la celulitis poseen dentro de sus componentes químicos la cafeína, la cual tiene que ser evitada durante el embarazo y posteriormente en la etapa de lactancia. Además de esto, este tipo de cremas pueden tener fucus, el cual es un tipo de componente que no es recomendable en el periodo de gestación.

Cosméticos a base de aceites

Algunas cremas a base de aceites pueden resultar ser muy nocivas para la salud de la madre y del bebé, las cremas que contengan compuestos como alcanfor, canela, menta, poleo, canela corteza o el romero son muy peligrosas ya que pueden atravesar el sistema circulatorio y afectar a la placenta, lo cual puede dañar al feto y termina afectando de forma drástica la leche materna de la madre la cual se verá contaminada.

Tratamientos de la piel

Algunos tratamientos para la piel pueden tener ácido salicílico, el cual es usado para tratar diversas enfermedades como la psoriasis o la caspa. El problema de este compuesto es que no ha podido ser catalogado como un componente seguro, por lo que es mejor que, al momento de tratar con este tipo de enfermedad durante el embarazo, se evite el uso de este compuesto.

 

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views :
0 Shares
Share via
Copy link