Existen muchos momentos incómodos y difíciles durante el embarazo, como lo es tener un relajante sueño de noche o una merecida siesta después de un día largo. Esto surge por malas posiciones que se adoptan por el peso y volumen que tiene el abdomen, lo cual puede causar posteriores calambres y dolores musculares.Para esto, muchas empresas a lo largo de los años, han diseñado un sinfín de almohadas para mujeres embarazadas, las cuales se adaptan bien a todas tus necesidades y te dan una tranquilidad y relajación plena a la hora de dormir.

¿Cuáles son los tipos de almohadas para embarazadas que existen?

A continuación se presentarán una serie de tipos de almohadas para usar en el embarazo:

Almohada corriente: Es la que todos tenemos en nuestros hogares, más fácil de conseguir y económica. La forma de utilizarla en esta etapa, dependerá de dónde necesites más apoyo, pongas pero, no son lo suficientemente cómodas como para dormir sin interrupciones durante la noche.

Almohada medialuna: están constituidas por espuma por dentro y adoptan una forma triangular o parecida a una cuña. Son de pequeño tamaño y se adaptan perfecto para mejor apoyo del abdomen y demás zonas del cuerpo. Debido a su forma y tamaño, se adaptan fácilmente al cuerpo. Son conocidas también como almohadas focalizadas.

Almohada en forma de U: Éstas son de gran tamaño a diferencia de las anteriores, que abarcan casi todo el cuerpo de la mujer Esto es fabricado con el fin de tener mejor apoyo simultaneo en varias partes del cuerpo. Son almohadas que permiten una comodidad al dormir de lado.

Almohada en forma de C: Es parecida a la anterior, pero estas, abarcan un costado del cuerpo y la cabeza. Estadísticamente, son las más compradas en el mercado.

Almohada recta: Parecida a la anterior, pero con una forma más derecha y maleable.

 

¿Qué beneficios tiene usar almohadas en el embarazo?

1.-Se amoldan perfecto perfectamente a la forma de tu cuerpo.

2.-Sirven de apoyo en diferentes partes del cuerpo.

3.-Se pueden lavar en lavadoras.

4.-Previenen los dolores y contracciones musculares del cuerpo.

5.-Por la comodidad y posición que pueden adoptar, ayuda a prevenir todo tipo de molestias estomacales, como lo es la acidez.

6.-Al momento de nacer el bebé, sirve para mejor apoyo a la hora del amamantamiento.

7.-Crean una estabilidad en la cama para evitar movimientos bruscos.

8.-Son de tamaños y formas que caben en todos lados y no molestan en la cama.

9.-Ayudan a dormir más tranquila, cómoda y relajada durante las siestas y las noches.

Te dimos a conocer diferentes tipos y beneficios para usar almohadas en el embarazo. La manera perfecta de utilizar, sobre todo las que son más alargadas, es recostarse de la almohada abrazándola con los brazos y posicionándola entre las piernas. Las más pequeñas sirven para colocarlas en zonas específicas del cuerpo como el cuello, los pies, la espalda, entre otras.

 

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views :
0 Shares
Share via
Copy link