Los bebés recién nacidos son adorables, tiernos y dan ganas de comérselos. Pero esto no es una razón para dejar que besen a tu bebé a cada momento, debido a que, el desarrollo inmunológico de tu bebé aún no está bien establecido. Incluso, su cuerpo es muy sensible a los agentes externos una buena parte de sus primeros meses de vida.

Es por esto que, si tienes en cuenta que los bebés desarrollan su sistema inmunológico mucho después, y que no combaten los gérmenes de la misma manera, no debes permitir que lo besen.

Usualmente existe una regla una vez que una mama tiene a su recién nacido, y es esperar al menos unas dos semanas antes de hacerle visitar para conocer al nuevo bebé. Principalmente porque así, la madre se acostumbra a su nueva rutina, y el bebé se adapta a su entorno sin todo el estrés externo.

Porque no debes permitir que besen a tu bebé

Una vez que comiencen las vistas al nuevo integrante de la familia, debes tener en cuenta lo sensible que es y lo frágil que será durante algún tiempo. Así que, debes conocer ciertas consecuencias de que estén besando a tu bebé, todos aquellos quienes lo visitan para conocerlo.

Transmisión de virus

Todos los adultos, somos portadores de una cantidad innumerable de virus aun si que lo sepamos. Esto se debe, a que nuestro sistema inmune está acostumbrado a combatirlos y es por esto que, no nos afectan. Sin embargo, existen enfermedades que para un bebé recién nacido pueden ser fatales, entre ellas están la gripe, mononucleosis y el herpes.

VRS

Es altamente contagioso y este afecta los pulmones de los bebés recién nacidos, imposibilitándote la buena respiración y la inflamación de todo el sistema respiratorio. Así que, para evitar una neumonía causada por el Virus Respiratorio Sincitial, debes evitar que besen a tu bebé.

Alergias en general

La piel y el sistema en general de los recién nacidos, son altamente sensibles, por lo que es muy difícil determinar si es alérgico realmente o si es un alergia pasajera. Así que, se debe evitar el contacto con cualquier producto que pueda causar alergia, maquillaje, comida y olores que puedan influir.

Incluso, puede suceder que alguien lo beso y resulta que ingirió algo a lo que el bebé es potencialmente alérgico, la piel del pequeño puede presentar hinchazón y enrojecimiento. Así que, lo mejor es protegerlo de estas situaciones.

Sin besos antes de los tres meses

La ternura que nos despiertan los recién nacidos, aumenta a un nivel bastante extremo. Sin embargo, esta tentación debe ser suprimida hasta que el bebé tenga unos tres meses de nacido. Claro está que, las madres primerizas siempre son extremadamente cuidadosas con todo lo que relaciona a los gérmenes, pero hay que recordar a aquellas madres que ya tienen hijos.

Las personas nunca van a andar besando bebés, con la intención de que tu bebé se enferme, pero es algo que no evitamos. Su sistema inmunológico es muy débil antes de los tres meses de vida.

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views :
0 Shares
Share via
Copy link