La caída del cabello después del parto es algo que pone a las mujeres muy preocupadas

La caída del cabello después de dar a luz ocasiona que las madres se pongan un poco alteradas y preocupadas al ver tanto cabello en su cepillo, sin embargo este es un síntoma que tiene explicación, y puede ser fácilmente reversible si se realizan los cuidados adecuados.

Principales razones

La razón principal de que este síntoma es debido a las actividades de las hormonas durante el embarazo, lo cual hace que pase por varios cambios importantes, las hormonas conocidas como Placentarias, toman un lugar muy importante, provocan que se halle un aumento de secreción bastante elevado en el cuero cabelludo, lo que ocasiona que estos tengan reacciones una vez que dan a luz, y es en ese momento que las hormonas vuelven a equilibrase.

Los daños no serán tan severos según el tipo de cabello que la embarazada tenga, si el cabello es abundante y grueso, puede que pierda menos cabello, si el cabello es fino/delgado tendrán una pérdida de pelo mayor.

En que tiempo se puede observar la caída del pelo

Esta reacción se puede observar al tercer mes del alumbramiento, aunque también se puede ver en las primeras semanas una  pequeña caída de pelo, aunque la caída del cabello será mayor y más abundante en el tercer mes, cifras alarmantes estiman que una mujer puede perder desde 50 hasta 100 hebras de cabello por día, ya que las hormonas finalmente empiezan a equilibrarse provocando una caída bastante brusca.

Cabello nuevo y reluciente

Todo depende del cabello que tengan, hay ocasiones que esta caída, contribuya a que la mujer obtenga cabello nuevo, y mucho más reluciente, hermoso, sedoso y manejable, aunque existen ocasiones donde el cabello jamás recupera su brillo, se vuelve quebradizo, seco y opaco.

Aprende como fortalecerlo

Aunque sea muy común que se caiga el cabello, puedes realizar algunas métodos que te podrían ayudar a que tu cabello no pierda brillo y a fortalecerlo:

Comida:  Consume frutas y vegetales ricas en vitamina B, ácido graso de omega 3, algunos minerales, lácteos cereales, calcio y sobre todo hierro y zinc, estos serán los encargados de fortalecer tu cabello y devolverle su firmeza y brillo.

Evita el secador y el cepillo: Debes evitar en la medida posible cepillar mucho el cabello y usar secadores, estos dañan el cabello y lo vuelven más débil. Lo mejor es que uses un cepillo con cerdas abiertas y secar tu cabello lo menos que puedas con secadores.

Evita usar ligas: Las ligas muy apretadas ayudan a quebrar el cabello mucho más rápido, ya que estas tensan el cabello y lo fracturan

 

×