Sentirte triste y alegre en el embarazo ocurre por los cambios hormonales que estamos presentando durante los meses de embarazo. Durante el embarazo vamos experimentando un sinfín de sentimiento, emociones que en ocasiones se mezclan y es este cóctel es eso que no siempre terminan siendo agradables.

A pesar de que nos digan que esta es la etapa en la que más deberíamos estar felices, por el hecho de traer al mundo una nueva vida, que alegrará la nuestra. No podemos evitar sentir temor y en ocasiones también podemos llegar a sentir tristeza.Somos humanas principalmente y las emociones juegan un papel primordial en nuestras vidas, y el estar embarazadas puede ser motivo de felicidad para unas madres, mientras que para otras es una invasión de inseguridades y temores, que son totalmente normales.

Cuando nuestro embarazo coincide con un momento de alegría absoluta en nuestras vidas, lo vamos a recibir con fanfarrias y panderos; pero también tenemos los casos en los que el embarazo llega cuando la familia es pasando por una mala racha.

Además, que las sintomatologías durante el embarazo, nos son las mismas, cada madre vivirá su embarazo una manera única, que puede llegar a asemejarse con la de tu vecina, pero nunca serán las mismas vivencias. Así que, el estar triste y alegre en el embarazo es diferente para cada mamá.

¿Cómo sobrellevar las emociones?

El sentirse apoyada de nuestras parejas puede también un factor importante en el estar triste o alegre en el embarazo. Y no solo en él, en esta etapa busca el apoyo de todos tus amigos y familiares, háblales de lo que estás viviendo en estos momentos.Los cambios en el carácter de la madre durante el embarazo, son una cosa habitual, motivados también por los cambios hormonales que están generando los cambios necesarios para que nuestro cuerpo se adapte a la nueva vida que está creciendo en nuestro vientre, haciendo de nuestros sentimientos una montaña rusa.

El sentir mal con nosotras mismas es totalmente normal, una mujer puede presentar náuseas durante el embarazo y esto hará que ella se sienta más por un momento, y esto la puede llevar a sentir temor a las cosas desconocidas que comienzan a llegar durante la estadía de nuestro bebé. Vemos casos de las embarazadas que sienten inseguridad en su aspecto físico, esto puede causar malos sentimientos.

A estas madres las invitamos conseguir información porque lo que está pasando en su cuerpo y en sus emociones no es algo malo, toda esta revolución de cambios, son necesarios y ocurren por que nuestro cuerpo busca el adaptarse lo mejor posible a nuestro bebé. Así que vive tu experiencia que sea buena o mala, todo valdrá la pena al final, cuando veas la carita de tu nueva persona favorita.

 

×