Hospital, se queda con bebé recién nacido porque no pudieron pagar la cesárea

Esta noticia ha causado mucho revuelo en todo el mundo. Hoy te contamos la historia de una pareja que se desprendió de su pequeño bebé recién nacido para darlo como medio de “pago” a un hospital en el que a la mujer le practicaron una cesárea.

¿Fue legal o injusto esta situación? Esta historia es real y muy triste que ha conmovido a todas las personas en el mundo.

Shiv Charan y su esposa Babita son personas pobres y humildes, ellos viven en Agra una ciudad de la India. Babita tiene 36 años de edad y no sabe leer ni escribir al igual que su esposo, ellos alegan que el hospital se aprovecho de eso  y así fueron engañados, y así les quitaron a su pequeño bebé al no poder pagar la cuenta médica en el hospital.

La familia comenta que el hospital compró al recién nacido por la cantidad de 100.000 rupias (Un equivalente a 1.186 dólares), después de haber declarado que no tenían dinero  para pagar los gastos de la cesárea.

La directora del hospital, Seema Gupta, afirma que el bebé fue «entregado» en adopción y no fue vendido, como señalan esta humilde pareja. Lo que si se confirmo es que la huellas digitales de Charan y Babita aparecen en la documentación con la cual se está respaldando el hospital.

Caso curioso es que los padres de otros cinco hijos decidieron denunciar también está situación por el mismo motivo que el no querer entregarle a su bebé. Ellos comentan que fueron engañados y obligados a renunciar al bebé chantajeándolos con lo de la deuda del hospital por el nacimiento de la criatura.

El esposo de Beba es chofer de rickshaws (Un vehículo ligero tradicional en el que se transportan las personas), su sueldo es muy bajo y el ingreso que tenían antes por el trabajo de su hijo mayor tampoco lo están recibiendo.

Su hijo mayor trabajaba en fábrica de calzado la cual acaba de cerrar por la situación por el coronavirus, por este motivo las necesidades económicas de la familia ahora son mucho mayores.

Esta triste situación, impidió que la pareja pudiera pagar la deuda del hospital y, según ellos comentaron, que terminaron quitándoles a su pequeño para cumplir con el pago de la cesárea.

Este caso ha expuesto a nivel mundial y ha desatado mucha polémica en sobre este tipo de supuestas  “adopciones” en las cuales los padres, generalmente personas de escasos recursos, terminan por dar a los bebés a los centros de salud especializados.

Ante esta situación ya se inició y abrió una investigación al hospital y advirtió que, de comprobarse que es verdad lo que dicen los padres, y se tomaran las «medidas adecuadas».

Algunos activistas ya se han pronunciado al respecto al tema y ya se encuentran asesorando a la familia sobre cuales son los pasos a seguir para recuperar al pequeño bebé para serles entregados a los padres.