Cuando tenemos un nuevo bebé en la casa, siempre queremos cuidarlo como se merece, ya que, es tan pequeño y delicado que cualquier cosa puede hacerle daño. Una de las cosas que más nos debe preocupar una vez ha nacido nuestro bebé, es su higiene.

Sobre todo en la higiene de su piel, que es tan delicada por no tener aún la capacidad de protegerse a sí misma, lo que lo hace vulnerable a los elementos. Y no solo se trata de tener un cuidado con los productos para limpieza que usaremos en el, que sean libres de alcohol, con pH neutro e hipo alergénicos, sino que, hay que cuidar el cómo se emplea la higiene en el.Así que, es por esto que, hoy mencionaremos los errores más frecuentes en la higiene del bebé y no solo se trata de la hora del baño, se trata de la higiene diaria. Porque cada día se incurren en una serie de errores que con el paso del tiempo, pueden llegar a tener muchas consecuencias negativas para su salud.

Los errores más frecuentes en la higiene del bebé

Quizás puedas pensar que no cometes errores a la hora de la higiene de tu bebé, y que cubres cada uno de los aspectos que requiere, pero la verdad es que, siempre se cometen errores y aquí mencionaremos los más frecuentes.

Lavado del cabello

Sabemos que por ser tan pequeño, su piel es frágil con respecto a los productos que se utilizan en él, pero hay que tener en cuenta que, además de escoger los productos de bebé, tenemos que usarlos adecuadamente.

La hora del baño debe ser relajante para todos y, cuando se trata de lavar el cabello debes hacerlo al principio para que el champú haga el trabajo como se debe. Porque, como es un producto para bebés que no es tan agresivo y hay que dejarlo actuar, así que aplica el champú al principio y deja que trabaje mientras sigues con el baño

El cuidado de la piel

La piel de nuestro bebé es muy delicada y, a la hora de limpiarlos debemos hacerlo con conciencia. Ya que, el sudor, el polvo para bebés, el exceso de cualquier producto de forma prolongada puede afectar su piel, provocando irritaciones.

Así que, debes limpiar bien cada uno de los pliegues de tu bebé, sobre todo en el área del pañal, sin importar si decides bañarlo diariamente o usar otros productos de limpieza.

Manos y uñas

Lo mejor es acostumbrar al pequeño a que hay que lavarse las manos con frecuencia, sobre todo cuando son tan pequeños y, sobre todo cuando sus manos terminan siempre en su boca. Además, muchas afecciones de la piel, se deben a las uñas largas que lo lastiman cuando se rasca y le provoca lesiones, lo mejor es cortar las uñas de las manos una vez a la semana.

Genitales de tu bebé

Quizás si eres una madre primeriza, te preocupe lastimar a tu bebé, pero es una zona bastante delicada muy propensa a infecciones. Si es un niño, debes limpiar bien la zona del prepucio ya que, suele acumularse suciedad dentro del interior del pene.

Y en el caso de las niñas, el error frecuente es lavar primero el ano y después la vagina, lo que hace que las bacterias se transfieran y provoquen infecciones.

 

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views :
0 Shares
Share via
Copy link