Es muy normal durante el embarazo que las mujeres tengan sueños interrumpidos, durante esta etapa las mujeres sufren cambios fisiológicos, al principio del embarazo los cambios son de poca intensidad, pero ya a partir del tercer mes de embarazo los cambios son más fuertes y más acentuados.

Esto ocurre por que el cuerpo de la futura madre se está acondicionando para recibir al bebé y además para la lactancia para cuando ya el bebé nace.

El sueño interrumpido en el embarazo te prepara para la lactancia:

Cada uno de los despertares nocturnos que padecen las madres en el embarazo es perfectamente un mecanismo de adaptación que el cuerpo está creando en la mujer para cuando experimente la lactancia materna.

Ya que mayormente la hora que las madres en espera se despiertan es exactamente las horas cuando los bebés se despiertan para alimentarse, así que no es una coincidencia sino que tu cuerpo se prepara para la lactancia materna.

Estudios han confirmado y demostrado como el cuerpo de una mujer que está en gestación se acomoda o se adapta para la lactancia.

Así lo demuestra la doctora Carmen Oteo Domínguez en donde unos de sus estudios hablan de que durante el primer trimestre del embarazo las mujeres suelen padecer un nivel de insomnio muy grande, en el segundo trimestre comienza a iniciar los trastornos de sueño lo cual se le denomina “dormir de un tirón”.

La doctora Oteo comentó que estos padecimientos son normales, nunca alarmantes, son manifestaciones que expone el cuerpo durante las noches para mostrar que se está preparando de manera natural para la lactancia.

El sueño en el embarazo:

Como hablamos anteriormente las mujeres en el embarazo sufren cambios los cuales van transformando su cuerpo poco a poco, uno de los elementos que se ve afectado es el sueño, ya que este pasa por un proceso desde el inicio del embarazo, en cada uno de los trimestres la mujer pasa por diferentes peculiaridades en su sueño nocturno.

En su primer trimestre de embarazo uno de los primeros síntomas es el cansancio y comienzan a padecer de una somnolencia muy profunda, es decir muchas ganas de querer dormir, padecen esa sensación de querer estar durmiendo a cada hora y en todo momento.

Estos cambios ocurren porque el cuerpo se prepara para un gran cambio, es por ello que cada uno de estos cambios se debe a un aumento del volumen sanguíneo, en donde la cantidad de sangre que pasa por las venas es más por lo que el pulso en la mujer aumenta y por ello es que se cansan más, necesitan más descanso por el trabajo tan acelerado en su organismo y para recuperar energía.

El insomnio es normal durante el embarazo, después del segundo trimestre las horas de sueño se van a ir normalizando, pero habrá momento en donde le costará dormir o descansar, pero posteriormente después pasará y la madre en espera podrá dormir tranquilamente.

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views :
0 Shares
Share via
Copy link