Estudios realizados encontraron que la influencia en la Oxitocina y la Vasopresina en los hombres, cuando estos tienen una relación o trato con sus hijos es parecida a la de las madres. La neurociencia se encarga de estos cambios en la madre, pero hace unos años se empezaron a preguntar si estos cambios también podían ser producidos en el padre.La paternidad:
Es normal cuando se habla de bebés que todos se enfoquen en la madre, olvidando o ignorando al padre que también pueden hacer esa labor muy bien. En la actualidad no solo la madre tiene el papel de cuidadora y criadora de los hijos. Los padres también se han visto volcados a esas “tareas”, ya no solo son los encargados de proveer. Algunos hasta son padres solteros.

El cerebro masculino en la paternidad:
Algunos estudios han previsto que en los primeros meses del posparto, el aumento de materia gris en el cerebro del hombre dan un gran aporte en al procesamiento de información social, el cual está ligado con la corteza frontal lateral, y la motivación parental como el núcleo estriado, hipotálamo y amígdala. El sinfín de conductas nuevas que presenta el padre está ligado a cambios físicos en el encéfalo.

Esto nos lleva a saber que todo ser que tenga que cargar con la responsabilidad de ser padre, posee la capacidad de adaptabilidad. Posibilidad llevada por estos cambios producidos en su cerebro, ya sea algo genético, social o de comportamiento. El hombre de por si tiene esos cambios y están ligados al cerebro.

Mientras más tiempo pase el padre con sus hijos, más cambios cerebrales se harán presente en él. Forjando ese vínculo con sus hijos igual que la madre lo hace. No olvidemos la oxitocina, se produce en el hombre al pasar más tiempo entre sus hijos. Lo curioso es que las redes de los lóbulos frontales y temporales se desarrollan. Estas se activan cuando el padre no tiene mucho contacto con sus hijos.La oxitocina como terapia:
Aun cuando no lo crean los hombres también pueden sufrir de depresión posparto. La llegada de una nueva persona que tiene que tener toda su atención, y la responsabilidad que eso conlleva. En algunos hombres puede ser de mucha tensión. El cambio hormonal en el cerebro del hombre al convertirse en padres si es posible.

Hay un pequeño porcentaje de hombres en el mundo que la padecen. La oxitocina es una buena manera de reducir ese estrés y ayuda al vínculo social entre el padre y su hijo. Se recomienda un desarrollo para estos casos. De por sí ya el hombre al interactuar con sus hijos la producen, ciertas terapias o acciones que algunos médicos le mandan ayudan a que la produzcan en mayor medida.

Es un hecho que el hombre tiene esos cambios en su cerebro para adaptarse de mejor manera a esta nueva etapa de su vida. Las hormonas y las partes del cerebro dan esa ayuda y permite que no solo la madre tenga esas acciones con sus hijos, el padre las puede presentar sin problema.

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views :
0 Shares
Share via
Copy link