Cuando una mujer está en periodo de gestación, evidentemente empieza a presentar variaciones hormonales, las cuales le suelen provocar muchos síntomas desconocidos que nunca había padecido tales como: el ahogo, debilidad, cambio de carácter y su sentido del olfato comienza a hacerse sensible a muchos aromas ambientales.

Otra característica que presentan las mujeres en periodo de gestación, indudablemente, son los antojos, que le traen como consecuencia el sentir náuseas por el alimento consumido que al final es vomitado.

Por lo tanto, las náuseas y los vómitos son un malestar bastante frecuente durante los tres primeros meses de embarazo.

En qué momento se terminan estos malestares

Toda mujer en proceso de gestación va a sentir náuseas ante cualquier olor, comida, frutas e inclusive hasta por el sabor de un helado o por ver algo que le parezca a ella desagradable.

También existe otro riesgo de náuseas, el cual llega solo, sin que sea provocado por ningún estímulo.

Está comprobado que en la mayoría de los casos las náuseas vienen de la mano por los desagradables vómitos.

Existe un aproximado, que se estima en un 90 % de todas las mujeres que están en el periodo de gestación, que inevitablemente van a sufrir de este padecimiento.

Este es tan frecuente en las semanas iniciales de la gestación, que es uno de los síntomas más evidentes que usan las mujeres para decirle a otra que está embarazada cuando una de ella lo presenta.

Y suelen usar la siguiente expresión: “tienes nauseas, ¡ay, tú como que estás embarazada!

Al iniciar el día y, en especial, en horas tempranas de la mañana es cuando suele presentarse en las féminas embarazadas las náuseas, seguido de vómitos, y este padecimiento se puede repetir en cualquier momento en el transcurso del día sin previo aviso.

Y el causante de esto es el incremento de los niveles de la hormona HCG, que son las siglas en inglés de la gonadotropina coriónica humana, que es la que origina los síntomas de las náuseas y los vómitos, donde estos van a ir disminuyendo luego de que la embarazada llegue a las 15 primeras semanas de embarazo.

Recomendaciones para aliviar las náuseas y vómitos durante la gestación

Evita comer mucho, lo más recomendable es que una mujer embarazada se proponga comer raciones pequeñas de 5 a 6 veces al día y esto debe realizarse bajo estricta vigilancia médica, para prevenir otros padecimientos desencadenados por el primer síntoma.

También es importante que toda mujer en periodo de gestación evite los alimentos grasosos, fritos o muy condimentados, porque estos suelen afectar y atacar el sistema digestivo, lo que va a traer como consecuencia que se presenten de forma rápida las náuseas acompañadas de los desagradables vómitos.

Cuando las náuseas sean muy frecuentes, y esto le traiga como consecuencia vómitos muy repetitivos.

Entonces es importante que toda mujer embarazada comience a hidratarse de manera oportuna, para que pueda reponer la cantidad desechada de los líquidos producidos en el organismo que se perdieron a causa de los vómitos.

×