Durante el embarazo, la madre debe buscar la mejor forma para poder dormir y de esta forma no sentirse tan incómoda, esto ayudará a que descanse mejor. La madre buscará distintas maneras de como dormir, sea boca arriba, boca abajo, lateral o de otra manera. A veces se le hace difícil a cuál se adapta mejor para dormir bien.

Claro todo estos movimientos puede alterar el sueño, esto en ocasión puede ayudar a ir entrenándote en el momento en que nazca ese bebé cuando por las noches se despierte debido a las incomodidades, es por ello que tu como madre debes descansar lo suficiente y en una posición que sea cómoda para que recuperes esas fuerzas que has perdido debido al agotamiento.

La posición de lado y con almohada

Esta es una de las posiciones que más se recomienda a una embarazada, junto a una almohada que este entre sus piernas. En el embarazo, muchas experimentan cambios que modifican su cuerpo y por tanto la manera de alimentarse, de moverse, de pensar y descansar. El descanso puede estar interrumpido por el trabajo tanto dentro como por fuera del hogar. También se ve interrumpido por el peso de la barriga y llega a que la embarazada haga mucho esfuerzo.

Durante las últimas semanas del embarazo, estas suelen ser muy incómodas y por tanto agotadora para toda mujer, donde terminan caminando con la espalda dolorosa y agarrándose el vientre por los dolores presentes, llevando a ocasionar contracciones dolorosas, tanto así que puede llevar a que orine de forma abundante, en ocasiones muchas no logran orinar por el peros que llevan dentro del vientre, por el líquido, por la sangre.

El momento de dormir suele ser el peor para la madre embarazada

Cuando le toca irse a la cama, ese debería ser el mejor momento para poder dormir bien y recuperar fuerzas, pero esto suele ser un delirio, ya que es la parte más angustiosa para poder buscar una posición que se adecue. Muchas madres están acostumbradas a dormir boca abajo, pero esto no debe estar presente durante el embarazo, otras prefieren dormir boca arriba ya que es la más cómoda, pero suelen ocasionar algunas incomodidades por el peso de la barriga, esto le afecta la espalda y órganos.

También la presión ejercida en la barriga puede traer graves problemas en el déficit de flujo sanguíneo, además de presión tanto en la vejiga como del nervio ciático, y el común dolor de la espalda. Es por ello que para la madre es muy difícil aguantar toda una noche con la misma posición, pero se recomienda que la madre duerma en la misma posición para que de esta manera exista un mayor flujo sanguíneo y mayor estabilidad.

Es por ello que dormir en la posición de costado izquierdo acompañada de una almohada entre las piernas, es una de las mejores posiciones, ya que se libera gran presión sobre los vasos sanguíneos y se asegurara un mayor aporte de oxígeno al bebé y a todo el organismo de la madre.

 

×