Primero que nada, debes de saber qué son las contracciones. Estas son aquellos ritmos que se producen en los músculos del útero preparando a tu organismo para dar a luz a tu hijo.

El útero está considerado un músculo, entonces unas veces se encuentra en su etapa de contracción y otras en etapa de relax

Cuando este se contrae, provoca tensión en el nivel de arriba del útero. La tensión se expande por todo el útero para luego dar el empuje al niño hacia el conducto de la cérvix, el cual está conectado del útero hacia la vulva.

Siendo este el síntoma más oportuno de experimentar una de las tantas contracciones a la que vas a ser sometida, cabe destacar que las contracciones son cuando el abdomen va sufriendo un endurecimiento.

Pero si se presentan las verdaderas contracciones para dar a luz, estas se darán con mucho dolor.

En el transcurso de todo el embarazo, la mujer puede llegar a apreciar diversos síntomas atribuidos a contracciones. Y el autor de inducir estas contracciones es el útero, por medio de diferentes ritmos, y este a su vez va adiestrando en todo el transcurso de la gestación.

Qué hacer cuando se presenten las contracciones

Primero que nada cuando se empiezan a sentir por primera vez las contracciones, experimentarás que la barriga se abomba y se pone rígida.

Pero esto no quiere decir que la nueva madre sentirá dolor, porque estas pasan desapercibidas por su diminuta frecuencia y, por ende, no sentirá ninguna molestia, y tampoco al bebé.

Cuando se presentan inicialmente las contracciones se pueden aliviar ingiriendo un poco de agua y realizando ejercicios de respiración de manera constante, para poder conseguir que se relaje la futura mamá, ya que estas contracciones se van calmando mientras se consiga reposar.

Algunos especialistas aconsejan

Cuando la mujer está en trabajo de parto y se encuentra en las etapas o fases de contracciones, debe de ser cautelosa y prevenir situaciones que le puedan llevar a agarrar rabietas o discusiones que la estresen.

Más bien debe estar acostada y Mantenerse lo más cómoda posible y realizando ejercicios de respiración que le ayudarán a conseguir estar en calma y relajada.

Al igual, debe de evitar cargar cosas pesadas y, si se encuentra sentada o acostada, no puede pararse de manera abrupta, ya que le puede causar mareos, náuseas y hasta provocar desmayo.

Clases de contracciones mientras dura la gestación

Tenemos las contracciones que se presentan a los 7 meses de gestación y estas se producen con muy bajo ritmo, por lo cual muchas veces son desapercibidas por la mujer embarazada. Y estas, a su vez, fortifican al útero a adiestrarse.

También están las posibles contracciones que se pueden presentar a los 3 meses del embarazo y son las que se conocen por el nombre de Braxton Hicks. Que se presentan cuando se tiene la sensación de rigidez en la barriga por corto periodo de tiempo sin causar ni molestias ni dolor.

Las que se producen en los días previos del embarazo. En estas si se pueden sentir molestias y son frecuentes y los lapsos son hasta de diez minutos. Estas colaboran a la flexibilidad del cuello uterino.

Y finalmente las contracciones que se presentan en la labor de parto, estas se presentan de forma gradual y aumentan a medida que pasan los minutos y tienden a ser dolorosas.

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views :
0 Shares
Share via
Copy link