Con el embarazo, algunos de los síntomas que aparecen por primera vez se van agudizando cada vez más, como por ejemplo la capacidad respiratoria se ve afectada debido a que el útero está en una etapa de crecimiento, el mismo al crecer provoca que se mueva el diafragma y los pulmones.Esto produce la respiración dificultosa o conocida como vértigo, que vendría siendo técnicamente la disnea.Los síntomas que presenta estos son la falta de aliento, fatiga, sensación de que la persona se está quedando sin aire, dificultad para lograr quedarse dormida o simplemente mareos en cualquier momento del día.

Las madres que han padecido anteriormente de otros problemas respiratorios como la anemia o alguna cardiopatía, así como también problemas de ansiedad son las que tienen mayor riesgo de sufrir la sensación de vértigo, también las que han padecido recientemente una neumonía, asma, enfisemas.

¿Por qué se produce esto?

Si bien se ha explicado anteriormente que los problemas ocurren casi siempre por la expansión del útero, también se debe a los cambios de las hormonas en las mujeres, siendo la responsable de estos problemas la progesterona, una hormona que altera los niveles de sangre en las embarazadas, provocando que el centro respiratorio esté más estimulado de lo normal.

Esto se puede traducir en que la mujer embarazada tiende a respirar más de lo normal además de que su volumen uterino está ya siendo alterado, quitándole el espacio que necesita los pulmones para extenderse normalmente para ejecutar el proceso de inhalación y exhalación.

¿Qué puedo hacer si sufro de vértigo constantemente?

1.- Lo primero que tienes que hacer es mantener tu mente relajada, recuerda que si te esfuerzas en exceso o haces más de lo que deberías, estás más propensa a que la sensación de vértigo aparezca nuevamente, principalmente evita esforzarte cuando te encuentres haciendo ejercicio o cualquier otra actividad que requiera del movimiento constante.2.- Intentar mantener una postura derecha también se recomienda, así como los hombros hacia la parte de atrás, esto es aún más importante si la futura madre pasa la mayoría de su día sentada, porque esto le permite a que sus pulmones tengan una cantidad de espacio mayor, permitiendo que se expandan sin ninguna complicación.

3.- Si padeces de la sensación de vértigo o falta de aire antes de acostarte, puedes intentar colocar unas almohadas de más en la cama para que tu cuerpo quede más elevado durante la noche.

4.- Sé paciente, recuerda que la falta de aire o el vértigo puede ser una sensación bastante molesta e incómoda, pero no es algo que te vaya a durar toda la vida y solamente será hasta el nacimiento de tu bebé.

5.- Si te da la sensación de vértigo mientras realizas alguna actividad, deja de hacerla inmediatamente, no continúes una vez que se te ha pasado la sensación porque es muy común que vuelva a aparecer, en estos momentos es donde debes concentrarte en que estés respirando adecuadamente, manteniendo la mente totalmente calmada, con movimientos de inhalación y exhalación pausados para bajar el ritmo cardíaco y que puedas tomar el aire sin dificultad.

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views :
0 Shares
Share via
Copy link