La madre cuando está embarazada, necesitará fuentes de hierro para combatir aquellos procesos que se presenten en el organismo, para el buen desarrollo del bebé y para el acúmulo de grandes reservas para el posterior parto. El hierro suele estar presente en muchos alimentos y esto será esencial para prevenir la anemia durante el embarazo. Esta procede cansancio, disnea, palidez cutáneo mucosa, en ocasiones mareos, entre otras sintomatología. Para poder prevenirla, será primordial incluir en la dieta, alimentos que se ricos en hierro, como en el caso el hígado, almejas, el pollo, el huevo, entre otros.Una excelente alimentación equilibrada debe proporcionar un mínimo de 10 a 15 mg de hierro, donde el organismo metaboliza solo de 2 a 3 mg, cuando la madre ya está en el final de su proceso de gestación, va a necesitar unos 8 mg diario de hierro. Uno de los mejores tratamientos para la anemia durante el embarazo es previniendola mediante una dieta que sea variada y equilibrada donde se incluya alimentos que sean ricos en hierro y algunas vitaminas.

Las vegetarianas deben tener en cuenta el consumo de hierro

En el caso de tener una dieta tipo vegetariana de manera estricta, debes tener en cuenta que no aportas las necesidades requeridas diaria de hierro y vitamina B12, en estos casos será necesario la consulta con un médico nutricional para que te mande algunos suplementos durante el proceso gestacional. En caso de padecer anemia, será esencial que incluya en tu dieta alimentos como el hígado, huevos, naranjas, fresas, vegetales como espinacas, brócoli, granos, pan, entre otros.

Cuando la anemia este ya instaurada en el embarazo, pues se debe administrar el suplemento de hierro, complejo B12, ácido fólico, esto es muy esencial consumirlo hasta que el síndrome se agudice. Las mujeres embarazadas suelen estar más propensas a padecer de anemia, que como se sabe se debe a una disminución de los glóbulos rojos en la sangre. Es por ello primordial que la madre durante el embarazo cuente con estas reservas en su organismo para la correcta formación de los órganos y tejidos del bebé, así la anemia no se producirá.

Importancia de consumo de legumbre y otras especies

Es por eso que, para prevenir la anemia durante el embarazo, pues se debe tener una dieta rica en hierro. Un pediatra recomienda que el consumo de carnes rojas, de verduras, de espinacas, sea esencial, ya que contiene mucho hierro y se suele absorber muy bien, por tanto toda embarazada debe comer antes, durante y después del embarazo. También durante el proceso menstrual, su consumo es eficaz, ya que la mujer empieza a presentar un periodo de sangramiento que suele prolongarse entre 3 a 10 días, es por ello que el consumo de alimentos con fuentes de hierro, ayudará mucho a prevenir la anemia.

Unos 60 a 100 gramos por semanas y por cada 10 días o dos veces al mes, es lo recomendable para prevenir la anemia. En el caso de que el flujo de sangre sea muy voluminoso, pues es primordial consumir carnes rojas una vez por semana según datos de nutricionista. Cumpliendo esto, te ayudará mucho en el embarazo para que la anemia no te afecte.

×