Que es la alimentación emocional y sentimental en las embarazadas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Embarazo

El cuerpo de una embarazada esta prestado a muchos cambios, no solo físicos y alimenticios, la parte emocional y sentimental está muy arraigado a mucho de sus cambios, a cosas positivas y negativas. Todo esto puede ayudar o afectar al bebé. Hablaremos un poco de que es la alimentación emocional.

Las emociones en el Embarazo

Las emociones han estado en nuestras vidas desde siempre, a través de ellas podemos demostrar ya sea amor, felicidad, tristeza o preocupación. En una mujer normal se manifiestan en momentos del síndrome premenstrual, siendo un poco desequilibrado. Imagínate en una mujer embarazada, la futura mamá tendrá que lidiar con ellas por 9 meses y aumentando a cada mes.

Los cambios que tendrás, los deseos, las ganas de verlo y tenerlo sano. La felicidad desmedida al escuchar su corazón o la ternura a ver esas ropitas tan pequeñas y saber que pronto estará en tus manos junto a tu bebé son sensaciones y emociones fuertes. Si estas buenas emociones son fuertes y mágicas, es normal que las malas también están presentes en tu vida.

Si tu no estas feliz o sientes ansiedad, tu bebé también lo tendrá. Eso repercute de muy mala manera. Se debe evitar esos momentos y emociones. Nada será perfecto, un sobresalto, una rabia o ansiedad puede estar presente en cualquier momento de tu gestión, lo que debemos es saber calmarnos y no dejar que se nos vaya de las manos

Los cambios de humor serán en pan de cada día. Ligando el nivel alto de nuestras hormonas, será una montaña rusa constante. Se debe tener en cuenta, es saber que queremos alimentar, si emociones buenas o las malas. Una mujer embarazada mientras tenga más buenos momentos y emociones, dará paso a un bebé sano y feliz.

Cambios emocionales por trimestres

Estos cambios son ascendentes y descendentes constantes. Cada fase trae emociones en mayor nivel o menor. Sera así, es algo que no se puede frenar, pero si podemos ayudar a reducir o controlar. Esto en las embarazadas primerizas en más chocante. El descontrol hormonal es brutal y si no estás acostumbrada será una locura total.

Primer trimestre

En el primer trimestre, la mama presenta ansiedad y frecuentes cambios de humor. Mujeres que han sido fuertes pueden estar llorando en cualquier momento. El apetito sexual disminuye mucho en muchas mujeres, ligados al cansancio que presentan, por el proceso de adaptabilidad del feto en el cuerpo. Los malestares como vómito y mareos son presentes en este trimestre.

Segundo trimestre

En el segundo trimestre, es un periodo de tranquilidad emocional, el cuerpo ya está más equilibrado las hormonas ya se están asentando. La parte de adaptación de la madre a su nueva condición ya ha pasado en el primer trimestre del embarazo. Los malestares ya deberían de haber desaparecido. Las emociones estas tranquilas y en una buena sintonía.

Tercer trimestre

El último trimestre tiene esos sube y bajas constantes. La molestia de espalda, el sentir la ansiedad por la próxima llegada del bebé. El desacuerdo en algunas embarazadas por el físico adquirido. Es una etapa donde tanto la pareja como la familia la nutra de las mejores emociones. Tener una anemia de buenas emociones no es nada bueno ni a la madre ni al futuro miembro de la familia y menos en los últimos meses.