Que causa el agotamiento y el dolor de cabeza en el embarazo?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Embarazo

La anemia es una afección que se produce cuando existe una carencia de glóbulos rojos o de hemoglobina en la sangre, estos glóbulos rojos son los encargados de transportar el oxígeno por el sistema circulatorio. A menudo, las mujeres embarazadas tienden a experimentar una gran cantidad de cansancio, sin embargo, muchas desconocen que esto puede ser un caso de anemia, por ello es necesario que la mujer se asegure de visitar a su médico si experimenta esto.

La anemia en el embarazo

En el periodo de embarazo existe una mayor probabilidad de padecer anemia y esto se debe por dos motivos:

1.- Porque existe un aumento en los niveles de sangre que circulan por el organismo, esto es para abastecer al feto y a la placenta, lo cual produce que los niveles de glóbulos rojos disminuyan considerablemente.

2.- Y porque el bebé que está en formación necesita una gran cantidad de hierro (el cual es un componente muy importante en la hemoglobina) para poder madurar y desarrollarse de una forma adecuada.

Síntomas

La presencia de anemia se puede detectar rápidamente al evidenciar diferentes síntomas como lo son:

  • Cansancio crónico.
  • Debilidad en el cuerpo de la persona.
  • Palidez.
  • Palpitaciones fuertes.
  • Dolores de cabeza constantes y fuertes.
  • Náuseas y mareos constantes.

Sin embargo, un diagnóstico preciso solamente puede ser obtenido mediante un análisis de sangre, el cual nos permitirá saber si la persona tiene esta condición o no.

Riesgo

La hemoglobina es un pigmento que tiene la capacidad de transportar las unidades de oxígeno por el torrente sanguíneo, donde luego este oxígeno será distribuido por los diferentes tejidos del bebé y los tejidos de la madre. Una carencia de oxígeno en los tejidos del bebé es capaz de desacelerar su velocidad de crecimiento y aumentar el riesgo de que se produzca un parto prematuro.

Además de esto, la falta de hemoglobina en la sangre puede afectar a la madre al aumentar las probabilidades de que se vea afectada por una infección urinaria o por una pérdida de sangre al momento de producirse el parto.

Como prevenir su aparición

Para poder evitar que esta condición aparezca es necesario que la mujer lleve a cabo una buena dieta. Es conveniente que la mujer embarazada se alimente con comidas ricas en minerales como el hierro, ya sea mediante alimentos como el berro, los frutos secos, las lentejas o el huevo, de la misma forma, es bueno que se produzca una ingesta de alimentos con una buena cantidad de vitamina C como el kiwi o la naranja para facilitar la absorción de los mismos.

También es necesario que se aparten algunas sustancias y alimentos como el café o los cigarros ya que estos son capaces de molestar y ralentizar la absorción de estos minerales.

Tratamiento

Es esencial que una persona en cualquier tipo de condición incluya en su dieta una buena cantidad de hierro. Sin embargo, en muchas ocasiones no importa que tan buena alimentación tenga la persona; en caso de ser necesario, un ginecólogo puede recetar a su paciente un suplemento de este mineral en forma de pastillas.

Para facilitar la absorción del hierro es necesario que la persona ingiera estas pastillas durante un periodo de ayunas y nunca acompañado de las sustancias como el café, la leche o del té por el motivo mencionado anteriormente. En caso de una irritación gástrica, es bueno que la persona le comenté a su médico para que haga un cambio de tratamiento.