Vivir con un hombre equivale a 7 horas de trabajo extra para la mujer

Toda mujer sueña con casarse o vivir en pareja para tener una jornada más tranquila y alejarse del estrés del trabajo, pero chasco se han llevado les ha salido el tiro por la culata ya que el trabajo y el estrés se les ha duplicado.

Según un estudio hecho por la Universidad de Michigan en Estados Unidos:
“Las mujeres que se casan o que comienzan a vivir con su novio, suman siete horas extra de trabajo a su jornada semanal. ¡Siete horas!”Existe una explicación. La investigación concluyó que aquellas mujeres que comparten un hogar con su príncipe azul se sienten más cansadas, porque convivir con ellos representa casi 7 horas de trabajo extra en la semana.

Según el investigador Frank Stafford del Instituto de Análisis Social de la universidad de Michigan y director del trabajo, explicó que como generalmente los hombres eran los que pasaban más tiempo fuera de casa (por trabajo u ocio), las mujeres eran las encargadas de las tareas hogareñas.

Compartir el techo con un hombre cansa mucho más a las mujeres.
Frank Stafford, investigador del Instituto de Análisis Social de la universidad de Michigan, afirma que ? Es un patrón muy conocido. Hay una reasignación de las labores en el matrimonio, donde los hombres tienden a trabajar más fuera de casa mientras que las mujeres ejercen más labores domésticas. Y esta situación es peor para las mujeres que trabajan?.

Para llegar a esta conclusión, los científicos también estudiaron una base de datos desde 1968 hasta 2005 sobre el empleo en Estados Unidos.Fue así, como descubrieron que las mujeres jóvenes y solteras gastaban menos tiempo en tareas, mientras que las casadas doblaban la cantidad de horas fácilmente. Lo cual incrementaba rotundamente cuando la familia se acrecentaba.

En esta investigación también descubrieron que estos números fueron mucho peor en 1976, esto fue debido a que las mujeres realizaban un promedio de 26 horas a la semana de labores domésticas.

Como conclusión, los expertos descubrieron que prácticamente las mujeres casadas hacían el doble de trabajo.

La recomendación es que tu pareja de involucre en los pendientes de tu casa y que la limpieza tarea de los dos, es lo justo, ¿no crees?