Madres afirman que es más duro estar en casa cuidando a los niños que trabajar

Todos los padres saben que el cuidado de los hijos no es un trabajo para nada sencillo y requiere de mucha paciencia. No es como un trabajo cualquiera del cual puedes desconectarte por varias horas y luego volver a él cierto tiempo después, sino que es un trabajo que requiere atención y cuidado las 24 horas del día; así que como debes saberlo, ser madre requiere de mucha responsabilidad, tiempo y paciencia.

Hoy en día es muy común que aparte de ser madres, las mujeres también tengan un trabajo fuera del hogar. Ambos trabajos son complicados, pero debes saber que ser madre es una tarea realmente complicada y exhaustiva, además de que consume mucho más tiempo así que cansa muchísimo más que trabajar fuera de casa.

Tener hijos es un trabajo de tiempo completo

No es un secreto para nadie que la mejor parte de un trabajo promedio es que uno se levanta, va al trabajo, cumples con el horario y luego puedes volver a tu casa y olvidarte y desconectarte por completo de todo hasta el día siguiente. De hecho, en muchas ocasiones esto es lo que los motiva a las personas a levantarse y a empezar el día.

Sin embargo, cuando estamos hablando del cuidado de los hijos no podemos decir lo mismo; sobre todo cuando tienes hijos muy pequeños. El único momento de paz que tenemos las madres es cuando la noche llega, pero en ocasiones tampoco lo pueden disfrutar demasiado.

Tener hijos es algo maravilloso, y en la mayoría de las ocasiones las madres se sienten completamente plenas y felices de tenerlos. Sin embargo, todas las personas necesitamos un descanso de nuestras responsabilidades, un momento para relajarnos y pensar únicamente en nosotros mismos.

Por este motivo, es recomendable que las madres le consigan actividades a sus hijos que los tengan alejados de los padres por cierto tiempo; cosa que tampoco les va mal a los niños. De esta manera tendrás tiempo para ti misma, para relajarte y dejar las preocupaciones a un lado; además cuando tu hijo regrese tendrás mucha más paciencia y energía para disfrutar con tu pequeño.

Cuidar a los hijos cansa más que trabajar fuera de casa

Aunque muchas personas no lo crean, cuidar a los hijos cansa mucho más que cualquier trabajo fuera de casa. Esto se debe a que, como ya mencionamos anteriormente, es una tarea de tiempo completo que además requiere de mucha atención, paciencia y cuidado.

Se han realizado muchos estudios que comprueban que el trabajo de las madres es completamente exhaustivo, pero uno de los más recientes e interesantes es uno realizado por la Universidad Católica de Lovaina.

Ser padre es un trabajo muy fuerte.

Para realizar dicho estudio se les hizo una encuesta a más de 1000 madres y padres, la cual dio como resultado que el 13% de los padres se encontraban demasiado cansados y con un sentimiento de incapacidad. Además, la mayoría de los padres que realizaron la encuesta afirmaron que cuidar a sus hijos es una tarea que nunca acaba, agota demasiado, y pone en riesgo la salud emocional y física de los padres.

También aseguran que el tiempo complica más las cosas, ya que cuando los niños comienzan a crecer y se adentran en etapas nuevas requieren mucho más ayuda, cuidado y atención.