Los 40 son los nuevos 20 en las mujeres y los más maravillosos

El mundo es muy cambiante y más ahora en la actualidad que estamos viviendo, esto nos lleva a que como seres humanos también tengamos que ir evolucionando. Las mujeres no escapan de eso y un claro ejemplo lo podemos observar a medida que vemos cómo día con día se redireccionan con la firme intención de seguir marcando pauta y volando alto.

Sabemos que la edad es algo que nunca podremos detener, pero también es cierto que la misma es sinónimo de experiencia, aventura y aprendizaje. Muchas mujeres se preocupan cuando pasan la barrera de los 40, porque surge una gran interrogante: ¿qué pasará de ahora en adelante?

¿Realmente por qué le cuesta a las mujeres asumir el peldaño de los 40’s? Psicológicamente, se han podido realizar muchos estudios tratando de determinar qué es lo que sucede cuando las mujeres se asoman a los 40’s y por qué razón para algunas esto puede causar terror y la verdad es que las teorías son muchas. Sin embargo, esto no es algo que suceda con todas las mujeres, porque hay algunas que terminan maravilladas con su edad.

En este tema, existen muchos puntos que entran en juego. En primer lugar, podemos hablar de que es muy importante el amor propio y la autoestima para enfrentar esta nueva etapa. En segundo lugar, también nos podemos fijar de que todo depende de la suficiente madures emocional que podamos tener y de lo independientes que podemos llegar a ser.

El costo de asumir esta edad es muy alto para aquellas mujeres que le temen a su apariencia física o que sencillamente no tienen la suficiente fuerza espiritual o emocional como para asumir un cambio tan normal en su vida. Sin embargo, esto es algo que podemos tratar con la intención de fortalecernos interna y externamente.

¿Qué sucede cuando las mujeres llegan al escalón de los 40’s?

Evidentemente, las mujeres a lo largo de su vida van pasando por una serie de etapas que le llevan a irse enfrentando a diferentes cambios, pero no siempre se están preparadas para ello. Cuando una mujer llega a los 40’s, se puede decir que arranca uno de los trayectos más cruciales para sus vidas y esto puede incurrir hasta en su desenvolvimiento social.

Uno de los sucesos más importantes de resaltar es que en esta etapa la mujer comenzaría a experimentar cambios considerables a nivel hormonal, siendo estos de difícil adaptación, aunque todo depende de cómo cada una lo asuma. Estos cambios hormonales se dan derivados del hecho de que ya esta mujer se estaría preparando para la etapa de la menopausia.

El tema de la menopausia es algo que también depende de cada mujer porque no todas lo asumen de la misma manera, incluso, existen casos en los que a las mujeres les aumenta más el libido y por esta razón terminan por tener una vida sexual mucho más activa y fructífera para ellas.

A los 40 años, ¿las mujeres estamos a tiempo para un segundo aire?

En la vida debemos acostumbrarnos al hecho de que siempre será necesario que asumamos cambios, aunque en muchas ocasiones los mimos terminen por aterrarnos. Como mujeres, sabemos que a lo largo de nuestra existencia iremos quemando etapas que pueden parecer muy complejas, más no imposibles de superar.

Los 40 años, más allá de parecer una limitante o una razón para creer que todo ha acabado, debería ser una excelente excusa para darnos cuenta que podemos comenzar una vez más y para enamorarnos día a día de cada uno de los sueños que tenemos y que aún estamos a tiempo para seguir conquistando.

Los cambios hormonales son tratados si podemos contar con un ginecólogo de confianza que nos pueda orientar y que nos pueda dar las mejores herramientas para sentirnos y estar bien. Pero también debemos darnos cuenta que el trabajo más grande depende de nuestra actitud y de la fuerza que le pongamos a lo que queremos proyectar de nosotras.

Podemos conquistar cualquier cosa en la vida, siempre y cuando entendamos que debemos hacerle frente a esas etapas tan necesarias, al mismo tiempo que entendamos que es importante que podamos luchar con fuerza para poder marcar pautas positivas en las sociedades y demostrar qué tan capaces somos.