Carta a mi padre el hombre que me engendró pero no me quiso.

En la presente carta escrita por una hija, en cuyo ambiente familiar ella no contó nunca con la presencia de su padre, ella cuenta que en las diferentes etapas de su vida surgieron innumerables interrogantes y que en los momentos en que alguien le preguntaba por su padre, y ella siempre les respondía; con la ya típica frase: yo no tengo papá.

Y muy a pesar de eso durante el tiempo ella aprendió que el guardar rencor y a no sentir deseo de venganza hacia su padre, ella sabía que no ganaba nada y que solo se dañaba a sí misma y que con eso, ella solo estaba produciéndose más dolor

Por ende, resolvió en escribir una carta dirigida a su padre y en ella expresar todas sus emociones y sentimientos hacia su persona en forma liberadora y agradecida.  Papá incógnito No se nada sobre ti, ni siquiera tu nombre y apellido, advierte en un principio que el motivo de la carta no era para reprocharle nada. Su intención era para decir la palabra más liberadora que existe te perdono Papá incógnito donde quiera que estés.

No se nada sobre ti, ni siquiera tu nombre y apellido, advierte en un principio que el motivo de la carta no era para reprocharle nada. Su intención era para decir la palabra más liberadora que existe ” te perdono”

Lo perdonaba por no contar con su presencia todo ese tiempo a pesar de eso contaba con sus abuelos quienes fueron un pilar importante, y su abuelo lleno ese vacío y le enseñaron valores y a ser agradecida con lo que tenía.

Mamá que asumió el doble rol: La madre salió adelante sabiendo lo difícil que sería criar sus hijos sola, sustento en la medida de lo posible todo lo que necesitaba sus hijos, los apoyó en todo momento con amor y dedicación.

Transcurrido el tiempo, se graduó en todas las etapas de estudio sin la presencia y apoyo paterno, nunca fue obstáculo y la ayuda a ser más fuerte para realizarse como persona y profesionalmente.

Llegó a una conclusión

Decidió estar de acuerdo aceptarse como es, como fueron las cosas, ponerse en sintonía con lo que quiere y el modelo de padre que quiere para sus futuros hijos. Superarse a pesar de no tener a su padre es un gran logro en su vida y ha sido su bandera.

El abandono de su padre le ha enseñado muchas cosas de la vida, y a aprendido a vivir con eso. Su familia se ha ampliado y todas las personas que están y se han ido complementando lo que pudo dar su padre. Comprendió así que el amor es incondicional no importa de donde venga.

Le asegura a su padre que su abandono no fue un problema alguno, y ha sido y es muy feliz sin odio y rencores. Deja libre de toda culpa esperando que este donde este, continúe y sea feliz y reiteró que lo perdona por ser el hombre que la creo, pero no la quiso.