Calmas a tu hijo con un celular o una tablet entérate del daño que le produces

Ser padres no es una labor nada fácil y se que muchos entenderán, la situación es que cuando los hijos están en la etapa de crecimiento se vuelven irritables, aún más hiperactivos, muchas veces lloran por atención. A veces no los entendemos y solucionamos las cosas dándole cualquier objeto de su gusto para calmarlo, al hacer esto damos pie a que los niños no aprendan lo que necesitan producimos un daño para él.

Los episodios de berrinches y llanto en los niños son normales: Estos brotes que tanto nos desesperan y preocupan son totalmente normales a partir de los 7 meses empiezan a presentarlos luego siguen en aumento en el primer año de vida.

Beneficios de los berrinches qué pasan los niños: Es bueno que liberen su frustración cuando por algún motivo no tienen algo que quieren como cuando se quieren quitar el pañal y no pueden. Cuando no hablan aun su medio de expresión es el llanto, el cual es positivo porque con el tiempo aprenden a identificar su molestia y expresarla mejor.  Los primeros 3 años de vidas son especiales se forma el desarrollo psicológico-social y su desenvolvimiento con su entorno.

Desarrollo de la autonomía, los niños buscan hacer entender que sus necesidades en cada momento son importantes y que también deben ser su prioridad. ¿Qué daños producen los dispositivos celulares y Tablet en los niños?

En medio de la desesperación que nos produce el estado de ansiedad y molestia de los hijos solemos darles objetos como los teléfonos, Tablet, video juegos, hasta comida para calmarlo y/o distraerlo.

Según estudios científicos preocupados por el alto índice de padres que cometen este error, la Doctora de la Universidad de Boston Jenny Radesky, explica las consecuencias de hacer esto a continuación.

Dificultad para relacionarse con su entorno. Presentan déficit de atención. Problemas para la expresión de sus emociones prioritarias. Capacidad de resolución de problemas. Crear adicción a los dispositivos tecnológicos. Actitudes violentas y agresivas.

Si llegan a pasar mucho tiempo expuestos ante estos aparatos puede crear sedentarismo por la falta de actividad física. Recomendaciones para manejar el mal genio de los niños, cuando somos padres no dan un manual para criar a nuestros hijos ni como lidiar con las diferentes etapas de su desarrollo.

Eso lo aprendemos en el diario y con la adecuada observación que como padres tenemos que estar siempre pendiente y entender que los hijos no necesitan aparatos electrónicos para distraer sus necesidades básicas de: amor, protección, comprensión, paciencia.

Si bien es cierto la tecnología nos brindan muchas posibilidades y oportunidades de aprendizaje positivo y constructivo de los niños, pero todo tiene un límite y es ahí cuando comienza a ser negativo para la salud psicológica, social, emocional y física de los niños.

Lo que puedes hacer es lo siguiente: Tener normas de horarios para la hora de comida, juegos, dormir, ayudan a minimizan los ataques de mal genio.

Que duerman lo suficiente para que se despierten con buen ánimo.Una buena alimentación Ser un poco condescendiente y no usar tanto el NO en su periodo puede aumentar más los berrinches colocando ciertos límites que ellos entiendan.

Pero sin dar a entender al niño que cada vez que llore va a conseguir lo que quiere.

  1. Ser flexible no es ser liberar darle opciones para que escoja y aprenda a decidir por si mismo.
  2. Tener mucha paciencia y comprensión intenta calmarlo.
  3. Mantener siempre la calma y no desesperarse.

Es por eso que aseguró que: “El abuso de estos dispositivos durante la infancia podrían interferir con su desarrollo de la empatía, sus habilidades sociales y de resolver los problemas, que generalmente se obtienen de la exploración, los juegos no estructurados y la interación con amigos”.

Así se da a entender que la mejor forma que estos padres tienen para calmar a sus hijos no depende de un aparato tecnológico, sino de sus capacidades. Hablar con los niños, contenerlos y escucharlos hará que puedan mejorar sus ansiedades y aprendan a controlarse poco a poco. Aunque tome tiempo, es algo que deberían hacer.